Welcome to CDC Stacks | Posible vínculo entre la infección por el virus del Zika y la microcefalia — Brasil, 2015 - 37935 | Morbidity and Mortality Weekly Report (MMWR)
Stacks Logo
Advanced Search
Select up to three search categories and corresponding keywords using the fields to the right. Refer to the Help section for more detailed instructions.
 
 
Help
Clear All Simple Search
Advanced Search
Posible vínculo entre la infección por el virus del Zika y la microcefalia — Brasil, 2015
  • Published Date:
    January 29, 2016
  • Language:
    Spanish
Filetype[PDF - 276.50 KB]


Details:
  • Corporate Authors:
    Centers for Disease Control and Prevention (U.S.)
  • Series:
    MMWR. Morbidity and mortality weekly report ; v. 65, no. 5, p. 1-4
  • Document Type:
  • Description:
    Spanish version of: Schuler-Faccini L, Ribeiro EM, Feitosa IM, et al. Possible Association Between Zika Virus Infection and Microcephaly — Brazil, 2015. MMWR Morb Mortal Wkly Rep 2016;65(3):59–62.

    A comienzos de 2015, se identificó un brote del virus del Zika, un flavivirus que se transmite por medio de mosquitos de la especie Aedes en el noreste de Brasil, una zona donde también circulaba el virus del dengue. Hacia septiembre, comenzaron a salir a la luz una serie de informes que sugerían un aumento en la cantidad de niños nacidos con microcefalia en las áreas afectadas por el virus del Zika, y se identificó el ARN del virus del Zika en el líquido amniótico de dos mujeres cuyos fetos padecían microcefalia, conforme a los hallazgos realizados por medio de ecografías hechas antes del parto. El Ministerio de Salud de Brasil estableció un equipo de trabajo para investigar el posible vínculo entre la microcefalia y la infección por el virus del Zika durante el embarazo y para desarrollar un registro de los casos de microcefalia (circunferencia de la cabeza igual o superior a dos desviaciones estándar debajo de la media para el sexo y la edad gestacional en el nacimiento) y de los resultados de los embarazos de mujeres que podrían haberse infectado con el virus del Zika durante el embarazo. De un cohorte de 35 niños con microcefalia que nacieron entre agosto y octubre de 2015 en ocho de los 26 estados de Brasil y que se documentaron en el registro, cuyas madres habían vivido o habían visitado áreas afectadas con el virus del Zika durante el embarazo, 25 (71 %) niños tenían microcefalia grave (circunferencia de la cabeza superior a tres desviaciones estándar por debajo de la media para el sexo y la edad gestacional), 17 (49%) tenían al menos una anormalidad neurológica y, de 27 niños sometidos a estudios neurológicos por imágenes, todos presentaban anormalidades. Las pruebas de detección de otras infecciones congénitas arrojaron resultados negativos. Todos los niños fueron sometidos a una punción lumbar como parte de la evaluación, y se enviaron muestras de líquido cefalorraquídeo a un laboratorio de referencia en Brasil pararealizarpruebasdedeteccióndelvirusdelZika;losresultados aún no están disponibles. Se necesitan estudios adicionales para confirmar el vínculo entre la microcefalia y la infección por el virus del Zika durante el embarazo y para entender cualquier otro efecto adverso en el embarazo que se relacione con la infección por el virus del Zika. Las mujeres embarazadas en las áreas afectadas con el virus del Zika deben protegerse de las picaduras de mosquitos mediante el uso de sistemas de aire acondicionado, mosquiteros o redes en las habitaciones, camisas de manga larga y pantalones largos, prendas y calzado tratados con permetrina, y repelentes contra insectos en exteriores. Las mujeres embarazadas y lactantes pueden usar todos los repelentes contra insectos aprobados por la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) conforme a la etiqueta del producto.

    Se reconoció un brote de la infección por el virus del Zika en el noreste de Brasil a comienzos de 2015 (1). En septiembre de 2015, las autoridades sanitarias comenzaron a recibir informes de médicos de la región en los que se indicaba un aumento de la cantidad de niños nacidos con microcefalia. En octubre, el Ministerio de Salud confirmó un aumento en la prevalencia de la microcefalia en el historial de nacimientos en el noreste de Brasil, en comparación con las estimaciones registradas previamente (aproximadamente 0.5/10 000 nacimientos vivos), que se basan en la revisión de certificados de nacimiento e incluyen descripciones de las principales anomalías congénitas. El Ministerio de Salud estableció un registro de microcefalia en Brasil. El 17 de noviembre de 2015, el Ministerio de Salud informó un aumento de los casos de microcefalia y un posible vínculo entre la microcefalia y la infección por el virus del Zika durante el embarazo en su sitio web*; la Organización Panamericana de la Salud (OPS) publicó una alerta respecto del incremento de los casos de microcefalia en Brasil (2). En diciembre, la OPS informó la identificación del ARN del virus del Zika por medio de una prueba de transcripción reversa de reacción en cadena de la polimerasa (RT-PCR, por sus siglas en inglés) en muestras de líquido amniótico de dos mujeres embarazadas: por medio de una ecografía previa al parto se descubrió que los fetos tenían microcefalia. También confirmó la presencia del ARN del virus del Zika en diversos tejidos temporales, incluido el cerebro, de un niño con microcefalia que murió en el período neonatal inmediato (3). Estos eventos generaron nuevas alertas del Ministerio de Salud, del Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (4) y de los CDC (5) respecto del posible vínculo entre la microcefalia y el reciente brote de la infección por el virus del Zika.

    mm6503e2_Spanish.pdf

  • Supporting Files:
    No Additional Files