Welcome to CDC Stacks | Las primeras vacunas de su bebé : lo que necesita saber - 27498 | Stephen B. Thacker CDC Library collection
Stacks Logo
Advanced Search
Select up to three search categories and corresponding keywords using the fields to the right. Refer to the Help section for more detailed instructions.
 
 
Help
Clear All Simple Search
Advanced Search
Las primeras vacunas de su bebé : lo que necesita saber
  • Published Date:
    10/22/2014
  • Language:
    Spanish
Filetype[PDF - 200.98 KB]


Details:
  • Corporate Authors:
    Centers for Disease Control and Prevention (U.S.) ; Immunization Action Coalition (Saint Paul, Minn.) ;
  • Description:
    1. ¿Por qué es necesario vacunarse? -- 2. Algunos niños no deben recibir determinadas vacunas -- 3. Riesgos de una reacción a la vacuna -- 4. ¿Qué hago si ocurre una reacción grave? -- 5. Programa Nacional de Compensación por Lesiones ocasionadas por Vacunas -- 6. ¿Dónde puedo obtener más información?

    Your baby’s first vaccines : what you need to know (measles, mumps, rubella and varicella) [Spanish]

    Multi-Vaccine VIS – Spanish (10/22/14)

    Translation provided by the Immunization Action Coalition.

    Estas vacunas pueden proteger a su bebé de 7 enfermedades de la infancia:

    1. Difteria

    Los signos y los síntomas incluyen un recubrimiento grueso en la parte posterior de la garganta que puede dificultar la respiración.

    La difteria puede provocar problemas respiratorios, parálisis e insuficiencia cardíaca.

    • Antes de que existiera una vacuna, aproximadamente 15,000 personas morían al año por difteria en los

    EE. UU.

    2. Tétanos (trismo)

    Los signos y los síntomas incluyen tensión dolorosa de los músculos, en general en todo el cuerpo.

    El tétanos puede provocar rigidez de la mandíbula que puede dificultar abrir la boca o tragar.

    • El tétanos provoca la muerte de 1 de cada 5 personas que lo contraen.

    3. Pertussis (tos ferina)

    Los signos y los síntomas incluyen accesos de tos violentos que pueden dificultar la ingesta de alimentos y bebidas, y la respiración en bebés. Estos accesos pueden prolongarse durante varias semanas.

    La tos ferina puede provocar neumonía, convulsiones, daño cerebral o la muerte.

    4. Infección por Hib (Haemophilus influenzae tipo b) Los signos y los síntomas pueden incluir fiebre, dolor de cabeza, cuello rígido, tos y dificultad para respirar. Es posible que no se presenten signos ni síntomas en los casos leves.

    La infección por Hib puede provocar meningitis (infección del recubrimiento del cerebro y de la médula espinal); neumonía; infecciones de la sangre, las articulaciones, los huesos y del recubrimiento del corazón; daño cerebral y sordera.

    • Antes de que existiera una vacuna, la enfermedad provocada por la infección por Hib era la principal causa de meningitis bacteriana en niños menores de 5 años en los EE. UU.

    5. Hepatitis B

    Los signos y los síntomas incluyen cansancio, diarrea y vómitos, ictericia (piel u ojos amarillos) y dolor en los músculos, las articulaciones y el estómago. Sin embargo, en general, no presenta signos ni síntomas.

    La hepatitis B puede provocar daño hepático y cáncer de hígado. Algunas personas desarrollan infección crónica (a largo plazo) por hepatitis B. Es posible que estas personas no parezcan ni se sientan enfermas, pero pueden infectar a otras.

    • La hepatitis B puede provocar daño hepático y cáncer en 1 de cada 4 niños con infección crónica.

    6. Poliomielitis

    Los signos y los síntomas pueden incluir enfermedad similar a la gripe o es posible que no presenten signos ni síntomas.

    La poliomielitis puede provocar parálisis permanente (no poder mover un brazo o una pierna o, en algunos casos, no poder respirar) y la muerte.

    • En la década de 1950, la poliomielitis provocaba la parálisis de más de 15,000 personas por año en los EE. UU.

    7. Enfermedad neumocócica

    Los signos y los síntomas incluyen fiebre, escalofríos, tos y dolor en el pecho.

    La enfermedad neumocócica puede provocar

    meningitis (infección del recubrimiento del cerebro y de la médula espinal), infecciones de la sangre, infecciones de los oídos, neumonía, sordera y daño cerebral.

    Estas enfermedades son mucho menos frecuentes de lo que solían ser. Sin embargo, los gérmenes que las provocan siguen existiendo, e incluso una enfermedad que haya desaparecido casi por completo puede resurgir si dejamos de vacunarnos. Esto ya ha sucedido en algunas partes del mundo. Cuando menos bebés se vacunan, más bebés se enferman.

    Por lo general, los bebés contraen estas enfermedades de otros niños o de adultos, quienes tal vez ni sepan que están infectados. Una madre con hepatitis B puede infectar a su bebé en el momento del parto. El tétanos ingresa al cuerpo a través de un corte o una herida; no se transmite de persona a persona.

  • Place as Subject:
  • Supporting Files:
    No Additional Files
No Related Documents.
You May Also Like: